Arena de Verona

Los escenarios de la antigüedad aún siguen siendo igual de imponentes que antaño y justamente por eso es necesario seguir usándolos, seguir haciéndolos parte de la cotidianidad de las personas que habitan con ellos. Estamos hablando, por ejemplo, de la arena de Verona, donde en tiempo de combates los gladiadores dieron más de un espectáculo para su público. 

Pero hoy en día son otros artistas los que allí brindan espectáculo a su público: cantantes líricos y patinadores especificamente. Esta construcción de mármol rosa ubicada en medio de la plaza del Brá y herencia romana de Verona -y una de las más imponentes- fue construido por los romanos en el siglo I d.C. Hoy en día es el mayor teatro lírico del mundo a cielo abierto.

Históricamente la ciudad de Verona es conocida como una de las más románticas del planeta. Y todo esto fue gracias a alguien que nunca la visitó: Williams Shakespeare y su trágica historia Romeo y Julieta. Y estos enamorados tienen su espacio en la vida real: si visitas la ciudad puedes adentrarte al palacio que antes fue residencia de la familia Capuleto. Allí podrás ver el balcón y seguir la tradición: dejar colgada en la pared una carta de amor y tocar un pecho a Julieta.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *